Bajo La Misma Estrella

bajo la misma estrella.indd

Cuando vi la película había leído hasta el capítulo 5 del libro. Debo confesar que es mi primera que estoy en medio de un libro y veo la película. Siempre fue leo todo el libro antes de ver la película (Hunger Games) o veo la película sin haber leído el libro (Perks of Being a Wallflower). Una de las ventajas de haber leído el libro a medias, es que tengo una idea de lo que se va a tratar, pero no sé qué va a pasar al final. Así que todavía existe esa curiosidad o misterio a lo largo de la película. En general, la película estuvo buena. Me gusto la elección de los actores, todos lo hicieron muy bien. Pero al final de la película tuve muchas dudas, como por ejemplo: A qué se debe el título del libro: “The Fault in our Stars” o “Bajo la misma estrella”. Y por qué Peter invito a Augustus y Hazel a Ámsterdam si no los quería ni recibir cuando llegaron a su casa. Pero esto solo son pequeños detalles que se explican en los libros pero no en las películas, porque a veces no se puede mostrar todo en una película exactamente como lo cuentan en los libros.

No voy a negar que casi lloro dos veces durante la película. Son en estos momentos que te das cuenta cuando un actor es bueno o no. Cuando los ves llorando y te hace llorar a ti también.

***Alerta Spoiler: No sigan leyendo si no quieren que sea Spoiler. ***

Los momentos más impactantes en la película fueron tres:

  1. Cuando Hazel estaba subiendo las escaleras en el museo de Anna Frank. A pesar que ella sabía que no le iba a ser fácil subir las escaleras, ella decide hacerlo. Tal vez fue para probar que lo que dijo Peter no era cierto y que ella realmente podía. Pero que buena manera de terminar la escena que con beso de amor.
  2. Cuando Hazel y Augustus estaban hablando en el parque y él expresaba su tristeza que no pudo decir su marca en el mundo. Pero Hazel le dijo que para ella, él es especial y que él no necesitaba que millones de personas lo recordaran y que por que su amor no le era suficiente. Es algo que tiene mucho sentido, porque muchas veces queremos ser recordados por todos. Tener nuestros nombres marcados en la historia, la revolución, o morir por una causa gloriosa. Pero no la cantidad, sino la calidad. No es lo amplio, sino lo profundo.
  3. Cuando Hazel le cuenta a sus padres sobre su preocupación sobre qué es lo que ellos van a hacer con sus vidas luego que ella se muera. Toda esa emoción, y las lágrimas me conmovió. El alivio de siente Hazel cuando la mama le cuenta que ella está tomando clases de maestría en trabajo social para ayudar a familias que están pasando por lo mismo que ellos están que pasando. Pero que ellos no se lo querían decir porque no querían que ella sintiera que ellos estaban siguiendo sus vidas y que ya no la querían.

Al terminar de leer el libro, me di cuenta que Peter solo los invito a Ámsterdam pensando que ellos nunca iban a poder ir, como estaban enfermos. Y la novela se llama “The Fault in our Stars” porque hace referencia a una cita de William Shakespeare en referencia a la nota que Cassius le escribe a Brutus, diciéndole que el defecto no está en las estrellas sino en nosotros. Frase que Peter está en desacuerdo, por eso contradiciendo la frase, el defecto esta en las estrellas y no en nosotros.

La parte en la novela que me hubiera gustado que hubiera salido en la película, fue cuando ella y Peter hicieron las paces. Para mí, esa parte fue importante, porque como que le da una oportunidad para Peter redimirse. Pero claro, eso hubiera hecho la película más larga que no sabemos si cabria en el presupuesto.

Esta película/novela me hizo pensar mucho en la vida y la muerte. La manera en que personas sanas o enfermas lo ven. Cuando sabes que te vas morir, las cosas que antes te eran importantes, ya no lo son. Por ejemplo, cuando Augustus le da permiso a Isaac para romper sus trofeos de basquetbol. Esos triunfos y reconocimientos dejan de significar lo mismo. Solo es algo material que no necesariamente significa algo.

Solo me queda decir que estuvo buena la película y la novela.

Personas como Isaac, Hazel y Augustus, ellos no tuvieron elección. Ellos no eligieron tener cáncer, pero ellos igual decidieron vivir la vida con todo lo que le daba. Como decía Augustus:

“Uno no elige ser o no ser heridos en este mundo, pero si podemos elegir quienes nos hieren”.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s